Consulta felina

Porque sabemos que “un gato no es un perro pequeño” contamos con veterinarios formados y experimentados en medicina felina.

Nuestros compañeros te ofrecerán la tranquilidad de saber que tu gato se encuentra en las manos de veterinarios que sabrán cómo manejar la visita de tu gato al veterinario, sino que suponen la mayor garantía a la hora de realizar el mejor diagnóstico asociado a las características de su especie.

Algunas enfermedades, como por ejemplo la leishmania felina, están directamente relacionadas con los gatos.
Los felinos pueden esconder sus enfermedades, ya que en muchas ocasiones no manifiestan los sĂ­ntomas hasta una fase avanzada de su dolencia. Mantener al dĂ­a las revisiones periĂłdicas con nuestros especialistas en medicina felina y seguir sus recomendaciones personalizadas pueden marcar la diferencia a la hora de detectar y prevenir todo tipo de problemas de salud.